La importancia del Magnesio en nuestro organismo

La importancia del Magnesio en nuestro organismo

El Magnesio (Mg)  forma parte de todos los seres humanos (es el segundo catión en más abundancia dentro de nuestras células, después del potasio).

Es una pieza fundamental en la bioquímica que transforma los alimentos que ingerimos en energía disponible para nuestro organismo. De ahí podemos deducir la importancia que tiene en regular nuestro nivel de energía

Del magnesio que contiene nuestro cuerpo, el 25% se encuentra en los tejidos blandos frente al 70% que se encuentra en los huesos.

El magnesio como coenzima que interviene en infinidad de procesos en el organismo, tiene muchas y muy diversas funciones.

Propiedades del Magnesio

  • Antiestrés
  • Interviene en la relajación muscular (disminuye las contracturas musculares)
  • Cardioprotector y vasoprotector
  • Interviene en el metabolismo del calcio (fijación ósea)
  • Activa 300 enzimas diferentes (coenzima)
  • Cofactor en la activación de vitaminas del grupo B
  • Coagulación sanguínea
  • Secreción y activación de la insulina (mejora la producción de insulina en diabetes tipo II)
  • Interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos
  • Antiaging (reduce el daño oxidativo)
  • Antihistamínico nutricional (disminuye las reacciones alérgicas)

Falta de magnesio en el organismo

El magnesio, igual que el resto de minerales es eliminado del organismo mediante el sudor y la orina.

Por eso en deportistas de alto rendimiento es importante reponer este mineral.

También en estados de estrés y presión psicológica aumentan nuestras necesidades de magnesio, ya que es liberado al torrente sanguíneo y eliminado por orina.

La deficiencia de magnesio puede dar como síntomas:

  • Rampas y calambres
  • Hiperirritabilidad
  • Cansancio y fatiga
  • Contracturas musculares
  • Dolores de cabeza (leves)

Los cambios en la alimentación son la base para mejorar nuestros niveles de magnesio.

Algunos alimentos ricos en magnesio son:

  • hojas verdes (ricas en clorofila)
  • frutos secos y semillas: avellana, almendras, nueces, sésamo, pipas de girasol, castañas…
  • el cacao y el chocolate sin leche
  • legumbres: soja, judías secas, guisantes, garbanzos…
  • pescado
  • germen de trigo
  • levadura de cerveza
  • arroz integral
  • dátiles
  • higos secos
  • gambas
  • perejil

Aun así en algunas situaciones, será recomendable tomar un suplemento de magnesio durante un tiempo para mejorar nuestro niveles plasmáticos.

Algunas formas de presentación de los suplementos de magnesio son: carbonato de magnesio, cloruro de magnesio, citrato, orotato…

En el estómago todas se convierten en cloruro y da como resultado iones de Mg++. Esta es la forma en que el magnesio es utilizable por nuestro organismo.

El cloruro, carbonato y lactato son las opciones más económicas y por eso las más utilizadas.

Deseo que este artículo os sirva de ayuda y podáis aportar algo más de conciencia a vuestra alimentación.

¡Salud y Buenos Alimentos!!

Cecilia Martín Muñoz

Diplomada en Naturopatía y Medicina Tradicional China. Yoga holístico y meditación.

Photo by Juan José Valencia Antía on Unsplash